Haz pequeños cambios. Obtén grandes resultados.

diseñoweb monocromo minimalista minimalismo gutenberg marie kondo

En internet y el mundo del marketing, las verdaderas cosas interesantes pasan en las newsletters de la gente:

→ Te enteras de información que de otro modo se te niega.

→ Accedes a ofertas que no ves a simple vista.

→ Te conviertes en un mejor marketer día a día.

→ Aprendes a vender observando desde los primeros asientos.

Y luego está mi lista de correo, que es donde te doy la brasa con mis neuras sobre páginas web y copywriting.

Tienes que ir a mi web principal, desde donde gestiono todo el email marketing de mis productos:

Con WordPress desde la versión 1.2

Aprendí a montar mi primer sitio web allá por el año 2000, y conozco el proyecto WordPress desde que apenas iba por sus primeras versiones, cuando todavía no era el CMS más recomendado y versátil para ser el esqueleto de casi cualquier proyecto.

Hoy día mueve el 35% de las páginas en internet y no deja de crecer.

Es software libre, no hay una gran corporación que controla su uso de forma cerrada y orientada a sus intereses.

La comunidad WP, y un núcleo de desarrolladores que proviene de esta, son los que deciden el mejor rumbo, a veces con mejor o peor acierto, pero siempre buenas intenciones.

Porque muchísima gente vive de este software, directa o indirectamente, sin haber pagado por él.

No es casualidad que casi todos los diseñadores trabajemos con WordPress.

Lo que tienes que tener en cuenta si vas a montar un negocio en internet

Estos son los dos principales detalles si vas a contratar una web para tu negocio o idea rompedora online:

  • Cuando pagas por un diseño web muy barato, obtienes un trabajo apresurado y de calidad y originalidad discutibles (no hay otra forma de que le sea rentable al diseñador por ese precio si no es haciéndolo muy rápido o con plantillas ya hechas o reutilizadas de una web anterior).
  • Si no puedes distinguir entre la propuesta de un profesional u otro, da igual el que escojas, obtendrás una web clónica e indistinguible del resto.

Procura ser diferente de entre los millones de sitios corporativos que han sido maquetados con el mismo patrón soso y nula atención por el detalle.

Incluso aunque tu web no sea un pepino, si su diseño y sus textos son diferentes, tu producto o servicio será percibido distinto al resto.

Y lo diferente y original vende.

Qué hacer para que tu negocio lo pete desde la base

Tengo clientes con un gran negocio entre manos, muy buenos y apasionados, pero que no saben qué hacer con él.

Ni aunque le pongas todo el mundo de posibilidades que da una web profesional WP delante de sus narices.

Y te voy a decir por qué.

Toda la cadena de servicios en internet les vende lo siguiente:

“No, déjame ayudarte cobrando, tú ocupate de lo que sabes hacer, de tus productos, de tus servicios, de tu coche, de tu perro…”

Y la gente se lo traga.

Mal.

Tienes que ser un usuario avanzado de tu propia web y de todo lo que supone tener un negocio online.

O, al menos, saber lo suficiente como para poder valorar si un profesional hace un buen trabajo para ti.

Eso es clave para sostener tu proyecto.

Nadie va a velar por él más que tú.

Tu web es la plataforma que muestra los textos con los que vendes, los servicios que ofertas, la pasarela hacia tus clientes, tus redes, tu marca, tu imagen corporativa, tus métodos de pago… tus ingresos.

¿Acaso no conocerías hasta el último rincón de tu tienda y todo lo que le afecta si abrieses un negocio local?

Tu web es eso, es tu “tienda local” online, abierta al público en todo el mundo 24 horas, 7 días a la semana.

Empieza por ahí.

De todo esto y más es de lo que hablo con mis suscriptores.